Marwan

Marwan - Concierto Teatro CervantesAsistir a una concierto de Marwan es como recibir en casa a un antiguo compañero de clase al que hace un tiempo que no ves y que, pese a que siempre acaba hablando de su ex, es capaz de arrancarte una sonrisa, que ésta se instale de manera perpetua en tu cara y te haga olvidar todo aquello por lo que has pasado a lo largo del día o la semana. ‘Maru’ (diminutivo cariñoso entre la legión de adeptos a su religión del buen rollo, los exorcismos amorosos musicados y el ‘aprenda inglés con mil palabras’) es capaz de hacer que dos horas pasen volando. Con la única ayuda de su guitarra, su colección de anécdotas y el talento de Marino Saiz al violín, este madrileño de padre palestino, ciudadano del mundo, embajador de la risa, enamorado de la vida y del amor desplegó su arsenal. Como él mismo reconoce, los cantautores se abastecen de rupturas, desengaños, reconciliaciones, nuevas rupturas… “Yo me he forrado gracias a mi ex” y el público prorrumpe en carcajadas y aplausos. Y así discurre la noche, entre amigos, en un Teatro Cervantes de la capital vallisoletana con una generosa media entrada y muchas ganas de disfrutar del viejo amigo. De Maru y Marino. “Marino y su pistolón”. Qué descubrimiento Marino Saiz. Los seguidores del cantautor madrileño lo conocen desde su anterior visita a orillas del Pisuerga, también gracias a Cuadrilátero Culturäl, en un abarrotado Café España. El repertorio de Marwan ha crecido en texturas e intensidad gracias a los arreglos al violín de este mudo, pero hiperexpresivo músico. Resulta imposible no emocionarse al escuchar el violín que acompaña ‘Te podría decir’, canción que abrió el concierto, o ‘Mi columpio’. Pero también enriquece, y de qué manera, composiciones recién publicadas como ‘París’, una de las joyas engarzadas en ‘Las cosas que no pude responder’, el último trabajo de Marwan que anoche, 9 de marzo, volvió a repasar en Valladolid para deleite de los cerca de 200 asistentes que rieron, suspiraron y enmudecieron al escuchar al dúo -ya sin bromas y muy en serio- interpretar el tema que da título al álbum en mitad del patio de butacas. Un silencio cómplice y devoto que demuestra, una vez más, por qué los seguidores de Marwan acuden puntuales a su cita cada vez que éste visita su ciudad. Da igual que siempre cuente lo mismo. Lo importante es cómo lo cuenta. Cómo te lo cuenta y te hace sentir que eres la única persona en la sala a la que canta. Y te marchas con esa sensación a casa. Que la vida es un poco más justa. Más amable. Menos mala. Y que en ocasiones no hacen falta palabras para salvar el mundo. Si quieres…

 Marino Saiz y Marwan - Teatro Cervantes

La velada también contó con la presencia de dos jóvenes, y desiguales, cantautores. El segoviano David Cooper y el granadino Fran Fernández. Cooper ejerció de telonero y desperdició las cinco oportunidades en forma de canción que tuvo para ganarse al público. Fernández se lo ganó en una y regaló otras dos más que dan muestra de un talento a descubrir.

Marwan – 9 de marzo de 2011. Teatro Cervantes – 20. 30 horas.

Media entrada (200 personas)

Setlist:

  1. Te podría decir

  2. Mi columpio

  3. Palabra por palabra

  4. Carita de tonto

  5. Del amor en general y de ti en particular

  6. Canción de autoayuda

  7. Sueños sencillos

  8. París

  9. Para siempre

  10. Adolescente

  11. El chándal

  12. Marcas

  13. Ángeles

  14. Las canciones que no pude responder (bis)

  15. Canción a mi padre (bis)

Anuncios

2 comentarios en “Marwan

  1. Creo que estás siendo injusto con David Copper, para nada pienso que desperdiciara su momento como dices, pero es otra forma totalmente distinta de enseñar canciones. Desde luego no todo el mundo vale para colocar esos reincidentes monólogos en su mayoría más cercanos al club de la comedia que a lo que se supone un concierto, y que a veces aunque pienses lo contrario pueden llegar a ser tediosos si no lo sabes parar a tiempo. Yo te invitaría a que escuches un poco mas de él siempre que estés dispuesto a valorar canciones y naturalidad por encima de artificio.
    Un saludo.

    • La crónica del concierto se centra en Marwan. Es innegable el esfuerzo que realizó David Cooper por tratar de llegar a un público que, a priori, no era el suyo. Tampoco lo era el de Fran Fernández, pero supo sacarle más partido. No busco polemizar, ni mucho menos. La mía es sólo una opinión. Considero que pudo hacer más con canciones como ‘Noviembre’, ‘Aviones de papel’ y ‘Kilómetro cero’. En un teatro, con una entrada aceptable… Era una buena oportunidad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s