Lo imposible

Cartel oficial de Lo imposibleFallido intento del director español Juan Antonio Bayona (El orfanato) en su asalto al mercado internacional con el estreno de Lo imposible, una a priori interesante historia real de coraje y supervivencia. El catalán desaprovecha a dos buenos actores como Naomi Watts (¿recién salida de The Walking Dead?) y Ewan McGregor (con un papel poco más que episódico) en favor de los efectos especiales que recrean el tsunami que asoló Tailandia en 2004. El guion de Sergio G. Sánchez logra convertir los 107 minutos de metraje en un vía crucis para la familia protagonista, aunque carente de emoción por lo artificioso y forzado de la trama (salvo que todo sucediera tal como aquí se cuenta). Una historia plana y que apela a la lágrima fácil del espectador entrenado, cual perro de Pávlov, por John Williams y Steven Spielberg. La realización es efectiva. Bayona sabe colocar la cámara y llevar, visualmente, la -pobre- historia con brío. Poco más. Nada que no hubiésemos visto antes en, por ejemplo, El imperio del sol, Más allá de la vida y Los gritos del silencio, por poner algunos claros referentes. Cuidada fotografía de Óscar Faura, pero que en ocasiones recuerda más a una campaña publicitaria y que consigue el objetivo contrario del buscado: sacar al espectador de la historia. Las ‘apariciones estelares’ de Geraldine Chaplin y Marta Etura lejos de aportar a la historia sólo contribuyen a la confusión y a distanciar -aún más- al público de esta carísima (35 millones de euros) recreación de la peripecia vital de María Belón, su marido y sus tres hijos. Basada en hechos reales. Y tal. Todo el mundo también sabía qué pasaba al final de Titanic.

Anuncios

9 comentarios en “Lo imposible

  1. Pingback: Un monstruo viene a verme (A Monster Calls) | mantaypeli | blog cultural

  2. Pingback: Lo mejor del año 2012 « mantaypeli | blog cultural

  3. Hola! Pues estoy de acuerdo con parte de lo que dices y en desacuerdo con la otra. Especialmente en desacuerdo con que desaprovecha a los actores, hace años que Naomi Watts se me perdía en cintas donde se quedaba a medias y lo mismo me pasaba con McGregor… que parece tomarse en serio a un personaje, por poco que salga en pantalla, por primera vez en años. A mí su momento “llamada de teléfono” me quebró. Él era Bane y yo era un Batman recién salido del retiro profesional. Me destrozó, jaja.

    Por lo demás, creo que el mega-diseño, la manofactura de un producto tan evidente en toda la película, es lo que más está perjudicando a “Lo Imposible” en lo que a críticas se refiere.

    ¡Gran blog!

    • ¿Serías capaz de situar la secuencia de la llamada dentro de la estructura narrativa de la película? Pues ése es el problema. Para mí, que haya dos o tres momentos episódicos en los que se muestra el talento de los protagonistas es insuficiente. De hecho, que esos actores (Watts, McGregor, Holland) destellen fogonazos me reafirma en la idea de que no se les ha sabido dirigir. La pirotecnia lo inunda (digitalmente) todo. Gracias por tu comentario.

      • Es que yo llevaba años sin ver esos fogonazos por su parte. Así que con los fogonazos me vale.

        Holland si es el niño mayor me parece que realiza una soberbia interpretación durante toda la película.

        Y sí, la llamada está metida a caponazo y en general toda la historia de McGregor. Yo no quería su parte en la peli, solo a ella y al niño.

      • Ok… I forgot Beginners. Muy buena película que imploré a mi novia NO VER… y acabé disfrutando mucho. Olvidé a Ewan. Ahí está muy bien, cierto es. Tiendo a recordarle haciendo de clones con acentos pasados de rosca en The Island y cosas así… La del salmón la tengo pendiente. Te haré caso.

  4. Después de ver la película, hay que se una planta para decir lo que dices. No sé si eres de los críticos que ahora diría que “Ciudadano Kane” es la mejor película de la historia, o como en su época, “..lo único que hace Welles con esta película, es enseñarnos los techos de los decorados…”. Calificar la película de “…peripecia vital…” me parece frívolo, aunque efectivamente Bayona se sujeta a las vivencias reales, tratando de no inventar, de no filosofar, porque lo que prima es el instinto, la irracionalidad. Un saludo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s