Novedades musicales | Primer trimestre 2013

Entono el mea culpa. La actividad de este primer trimestre del año apenas me ha dejado tiempo para escribir sobre lo que escuchaba, más allá de una docena -o menos- de tuits ocasionales cuando aquello que llegaba a mis oídos me resultaba merecedor de mención. Ha habido muchos estrenos musicales olvidables, otros innecesarios, alguno interesante y muy poco reseñable. La vasta producción, algo malo tenía que tener internet y es que no abarcas, enmascara de cuando en vez joyas entre morralla; aunque la sobreexposición a los medios nos hace creernos informados cuando lo que en realidad estamos es saturados de desinformación. Reflexiones aparte, y para saldar cuentas conmigo mismo en este blog, aquí os dejo ocho (cuatro por mes, nacional e internacional) estrenos musicales que me han parecido interesantes. También comento de soslayo (o citando el tuit de marras) algunas otras cosas que han desaparecido de mi disco duro casi con lo misma velocidad con la que llegaron.

The James Hunter Six - Minute By MinuteThe James Hunter Six  Minute By Minute. Tras la devastadora muerte de su esposa de cáncer en 2011 y tras cerca de un lustro sin registrar ningún largo en un estudio, el compositor de Essex graba su primer álbum en EEUU, producido por Gabriel Roth, y resulta ser su mejor trabajo. Consistente, hipnótico, lleno de ritmo, con unas letras de quitarse el sombrero y ese aroma añejo que te transporta a los clásicos. Sam Cooke, Percy Sledge, Al Green, Otis Redding, Las comparaciones no son exageradas. Una docena de joyas engarzadas a ritmo de metales y riffs, con la impronta de la personalísima voz de Hunter al frente. Uno de los grandes álbumes del año.

Justin Timberlake - The 20/20 ExperienceJustin Timberlake  The 20/20 Experience. La vuelta de uno de los niños prodigio del pop yanki no ha podido ser más exitosa. Más allá de su aura mediática, los rumores, cotilleos, etc. el talento de Timberlake a la hora de rodearse de los mejores y acertar en la elección de la producción de cada uno de sus álbumes es un hecho. Este ‘The 20/20 Experience’ es una delicia de principio a fin. Soul, funk, R&B, hip-hop, todo ello agitado y servido en copa balón aderezada con unas gotas de angostura, sensualidad, flow y estilo. La recuperación de Timbaland como productor también es una agradable noticia para los amantes del sonido que a mediados de los 70 y a lo largo de la década de los 80 popularizaron bandas como Chic! y productores como Jimmy Jam y Terry Lewis. Ahora queda por descubrir si la decena de composiciones que resta para completar las 20 del título mantienen el nivel, Ojalá lo logre, no será fácil.

Phosphorescent - MuchachoPhosphorescent – Muchacho. Éste es el disco que debería haber hecho Micah P. Hinson en lugar de estar quejándose y maldiciendo sobre cada escenario al que se sube pagado por la indulgencia de un público rendido que le sigue riendo las gracias. Matthew Houck, el compositor neoyorkino que se esconde detrás de Phosphorescent, rumia los versos con esa misma desesperación, aunque la luminosa atmósfera que envuelve las diez canciones de este álbum grabado en México (de ahí el título) es engañosa. Puede llegar a quemar, como en Song for Zula. Qué más da. La mezcla de electrónica y folk, los arreglos de cuerda, la vengativa portada, la aguardentosa y desafinada verdad. Eso es lo que de verdad importa.

Iron & Wine - Ghost On GhostIron & Wine  Ghost On Ghost. Cada nuevo disco de Sam Beam y los suyos se asienta sobre el prestigio del trabajo bien hecho, la coherencia, un sonido personalísimo y ese aura de predicador involucionista que nos anima a volver al campo, plantar nuestro propio huerto y amamantar a nuestras crías hasta envejecer y abonar la tierra que nos provee de alimentos. Nada más lejos de la realidad. En este álbum, los arreglos vocales y las cuerdas brillan dentro de las optimistas canciones. Se echa de menos la melancolía. Ese tono taciturno y apagado. El sol no te sienta tan bien, Sam. Ya quisieran muchos arrancar un álbum con dos composiciones como Caught In The Briars y The Dessert Babbler, pero uno se vuelve exigente con los años. Han pasado doce años para todos, Sam. La esperanza sigue intacta.

Autumn Comets - Moriréis en CamboyaAutumn Comets – Moriréis en Camboya. Épicos, intensos, maduros, resueltos. Aunque quizá el mejor (¿peor?) piropo que se podría decir del tercer álbum (debut en Subterfuge) de los madrileños es que siguen sonando internacionales. Pocas bandas son capaces de facturar un disco tan bien hecho y tan directo. Pero claro, tiremos de tópicos, esto es España. Donde nadie es profeta en su tierra. Así que digamos que llegan de Seattle o de Bristol, quizá así se les preste la atención que merecen. Digamos que su apuesta sonora coquetea con el shoegaze, el AOR y el punk sinfónico (si es que existe). Que suenan a Sonic Youth, Pixies y a My Bloody Valentine. Aunque no son nada de eso o mucho más. ¡Vaya!, se me olvidaba. El título del disco. Eso es lo que les va a terminar de delatar.

Julio de la Rosa - Pequeños trastornos sin importanciaJulio de la Rosa – Pequeños trastornos sin importancia. Tan prolífico en su carrera musical como poco amigo de promociones y zarandajas, Julio de la Rosa ha puesto patas arriba al indie patrio con la publicación de su último álbum. Este es una panoplia de colaboraciones que lejos de restar contundencia a las composiciones las potencian. Desde Miren Iza a Annie B. Sweet pasando por Xoel López, Manu Cabezalí, Bunbury, Abraham Boba, Ainara LeGardon… De la Rosa se rodea de cómplices que le completan en estas canciones. Declaraciones de (des)amor (des)equilibrado o todo lo contrario. Del amor al odio hay un paso y en este caso se trata de un decálogo. Alguna importancia tendrá.

DFA- De ti sin mí/De mí sin tiDelefé y Las Flores Azules – De ti sin mí/De mí sin ti. Cada nuevo álbum de Óscar D’aniello y Helena Miquel es, para mí, una celebración. Es curiosa la relación que en ocasiones se establece entre el artista y su público. Esa inexplicable conexión, ese puente invisible que se tiende entre las personas. En directo, esa conexión puede llegar a ser sanadora. Más allá de la apuesta sonora y estilística hay que reconocer que en esta ocasión la producción de Paco Loco le ha sentado como un guante a la nueva experiencia personal y musical del dúo catalán. Aquí también existe una nutrida nómina de invitados que desfilan por algunas de las canciones. El sonido DFA amplía su espectro, llegando hasta cotas tan insospechadas como Nacho Vegas, sin perder intensidad y verdad. El álbum es doble. Dos caras de una misma moneda. También es un bello y sentido homenaje póstumo revestido de celebración vital. Lo dicho, pura verdad.

Dorian - La velocidad del vacíoDorian – La velocidad del vacío. Durante años tuvieron que portar alguna que otra bandera que no les correspondía. Más maduros y con un sonido claramente definido llega este nuevo álbum de Marc Gili y los suyos. Grabado en México  y apostando por la proyección internacional de sus composiciones más allá del indie patrio y alejados de las sombras de algunas otras bandas que lejos de beneficiarlos no hicieron más que lastrar su sonido en anteriores trabajos. Este ‘La velocidad del vacío’ marca un punto de inflexión y presenta al quinteto catalán como un supergrupo capaz de agotar entradas en la Joy y abrir el DCode sin que se les caigan los anillos. No tardarán en ser cabezas de cartel.

Repaso musical a golpe de tuit:

Un comentario en “Novedades musicales | Primer trimestre 2013

  1. Pingback: Lo mejor del año 2013 | mantaypeli | blog cultural

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s