Oblivion

OblivionInteresante, aunque tramposa. ‘Oblivion’, la segunda película como director de Joseph Kosinski supera con creces a su decepcionante debut en la pantalla grande, ‘Tron Legacy‘.  Dejando de lado los condicionantes cinéfilos y la altura del listón a la hora de continuar con aquella historia de culto de principios de los años 80, el incierto futuro de la saga Tron parece que seguirá estando ligado al de este realizador. En parte, gracias al éxito de esta fantasía futurista a mayor gloria de Tom Cruise. No se engañe el lector, la película merece la pena. Sólo que promete mucho más de lo que termina dando y, una vez descubierto el cartón, esto afecta en exceso al edulcorado desenlace final de lo que pudo ser una brillante y descarnada fábula distópica y se quedó en una correcta película futurista.

La historia se presenta como un pastiche de otras mil veces vistas. Las influencias de la reciente ‘Moon’, de Duncan Jones son innegables, aunque ‘Oblivion’ destaca más por su espectacular puesta en escena que por su narrativa. Kosinski dilata el nudo argumentativo de manera deliberada hasta la mitad del metraje, lo que lastra la narración. El ritmo pausado (y pesado) de la primera hora de cinta contrasta con el ajetreado tramo final, mucho más brillante en lo narrativo, aunque torpe y atropellado en la resolución. El truco (de ahí lo de tramposa) sitúa al espectador ante una posible (y plausible) obra maestra del género. Aunque la ilusión se desvanece al minuto.

La fotografía de Claudio Miranda es espectacular y la banda sonora de M83 es el complemento perfecto a la ambientación inicial del filme. Tom Cruise no está mal (que ya es mucho decir) al igual que el resto del reparto. Bien es cierto que los episódicos papeles secundarios los podría haber interpretado cualquier otro actor o actriz. Morgan Freeman realiza un aseado trabajo alimenticio por el que no pasará a la historia; y la película,  en su conjunto, se deja ver. Pero esto no es suficiente. El regusto final es agridulce empero. La brillante factura visual de la cinta no acompaña con lo que debería haber sido un gran guion (la historia se prestaba a ello), que -curiosamente- también será el argumento de una novela gráfica de próxima publicación. Quizá ahí sí funcione del todo esta historia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s