Manuel Cabezalí – Gira Pequeño y plateado

Manuel Cabezalí

Manuel CabezalíComo en el salón de su casa. Flanqueado por la funda de su guitarra y un pequeño atril convertido en improvisado altar. Así se presentó Manuel Cabezalí (Havalina) en su primer concierto en solitario el pasado viernes, 24 de enero, en la Sala Experimental del Teatro Zorrilla, de Valladolid. El músico traía bajo el brazo ‘Pequeño y plateado’, una docena de canciones desnudas a las que vestir de verdad en ese escenario minimalista ante cerca de 80 personas. Intimidad, virtuosismo, complicidad y sentido del humor. Éstos fueron los ingredientes y Cabezalí sazonó adecuadamente el menú con una colección de anécdotas en torno a la gestación del álbum que hicieron las delicias del respetable. En el repertorio se coló alguna que otra versión (propia y ajena) antes del celebrado momento de los bises. Del emocionante recuerdo a Germán Coppini (No mires a los ojos de la gente) pasando por el momento fan (Stumbleine, de los Smashing Pumpkins) y el gustoso riesgo de aceptar peticiones del público (Mamut) pese a no recordar la letra. Ley de la gravedad, la preferida de su padre, tal como reconoció el propio músico, sirvió para poner punto y final a una deliciosa velada. Una de las apuestas más personales y con más gusto del panorama patrio en la actualidad que no conviene perderse si uno tiene la suerte de que recale en su ciudad.

2 comentarios sobre “Manuel Cabezalí – Gira Pequeño y plateado

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: