El personaje

Un día tras otro, el personaje entraba en el bar, pedía un café con leche, corto de café, y rapiñaba la prensa diaria. Siempre pasaba las páginas de atrás adelante. Cartelera, espectáculos, cultura y rápido en busca de opinión. La viñeta, un giro de muñeca para dejarlo bocarriba. Portada, un vistazo fugaz, el café de un trago y fuera. Así cada mañana. Nunca se lo dijo a nadie, pero en el fondo lo único que buscaba el personaje cada mañana era encontrar su nombre en letras de imprenta. Verse en portada.

Recordé esta historia el viernes por la noche. Después de comprobar que, esta vez sí, me habían tocado los euromillones.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s