ELE – Summer Rain

ELE - Summer RainELE es Elena. Es elegancia. Ilusión, Soul. Piano y voz. Luz, pero también sombra. Un debut que asombra. ELE es el proyecto que lidera la vocalista, compositora y pianista Elena Iturrieta. La joven artista madrileña, con una profusa trayectoria como corista en otras formaciones, firma su puesta de largo bajo el título de ‘Summer Rain’ (Arcadia, 2014). Un álbum que es todo un tratado de buen gusto musical. Una enciclopedia de ilustres referencias pasadas por el tamiz bicolor de las teclas de su piano y endulzadas por su acogedora voz. Un disco que transmite una contagiosa vitalidad y que invita a disfrutar de las múltiples sorpresas que encierra. La primera, la voz de Iturrieta, pero también encandila la producción de Pablo Cebrián, quien ha sabido inundar la atmósfera general del álbum de clase. ‘Summer Rain’ es un disco ambicioso en su propuesta de la que sale victorioso y deja al oyente con ganas de más. Porque es imposible resistirse al influjo de las dixie bands, del soul meloso, del funk insinuante. Pero tampoco es sencillo huir de la emoción del espiritual, ni del embrujo del bluegrass, el folk y la americana. Canciones que desprenden ecos de Carly Simon, Des’ree, Alicia Keys, Sarah Vaughn, Etta James… Una heterogénea colección de influjos que cristalizan en la voz de Elena Iturrieta. Una desnuda colección de canciones fraguadas a lo largo de los años vestidas con la elegante producción de Pablo Cebrián y adornadas por las filigranas sonoras de Manuel ‘Mani’ Castro al contrabajo, Christian Chiloé a la batería y Raúl Osuna al hammond y los teclados. Con la guinda de Gospel Factory a los coros. Compañeros y amigos de Elena a lo largo de su carrera. Cómplices de su puesta de largo. Invitados de excepción en un debut que ya es uno de los discos del año.

Escucha aquí el podcast con la entrevista a Elena Iturrieta (ELE):

http://www.ivoox.com/entrevista-ele-oct14_md_3583774_wp_1.mp3″

 

ELE: “Cada estilo tiene un lenguaje y aprendes a cantarlo”.

 

¿Qué se siente usted más: cantante, pianista, compositora… todo junto?

Pues hombre, todo junto, ¿no? A ver. Soy cantante, soy compositora y luego me acompaño de mi piano. Entonces, pues… aunque las etiquetas no me gustan… Si me tengo que etiquetar hago un conjunto de las tres, porque realmente soy esas cosas.

Ha participado como corista en otros proyectos como Fix This, una banda que sonó mucho hace un par de años en Radio 3. ¿Cómo ha sido su evolución hasta ELE, el proyecto actual en el que usted ha dado un paso adelante y ahora es la cabeza visible?

Yo creo que sin querer me ha gustado siempre estar en la sombra de las cosas quie hacía. Ahora, en el nuevo proyecto, no me ha quedado otra que salir, porque… Si no a ver qué cara le poníamos a esto (risas). Pero es verdad que también me sentía a gusto y cómoda. No sólo con Fix This, sino con el coro [Gospel Factory], que llevo 8 años con ellos… He estado en Perversa también. Pero sí, siempre como corista, aportando con las armonías y con mi visión de las voces… La gente que también me rodea me dio el empujón para que me lanzase a la piscina. Que cuesta, porque ya te digo que a mí la sombra me venía muy bien.

¿Cuál fue esa canción o ese artista que sirvió de detonante para que usted decidiera dedicarse a la música?

Pues la verdad es que yo no he tenido ningún denotante. Me ha gustado cantar y tocar el piano, compaginar ambas cosas. No me dedico profesionalmente a esto. También soy maestra, soy profesora. Entonces, no sé cuál es mi profesión de las dos ni cuál es mi ocio, porque ambas las disfruto de igual manera. Cuando empiezas a ver que la gente que te rodea tiene un sueño, una meta, y le apetece sacar un proyecto, tanto un libro como un disco, etc. te contagias un poco de esa ilusión y dices: “Venga. Vale. Voy a quitarme mis inseguridades y mis miedos y voy a lanzarme”. También te digo que me han ayudado a lanzarme los amigos y ‘Mani’ [Manuel Castro], el bajista de la banda…

¿Qué grado de ‘culpabilidad’ tiene en el resultado final de ‘Summer Rain’ el productor, Pablo Cebrián?

Gracias a ‘Mani’ todas mis canciones salieron del cajón, porque muchas de ellas podían haber pasado ahí mucho, mucho tiempo. ¡Quién sabe! pero vamos, conociéndome igual había tardado cinco años más en lanzarme… Pero luego es verdad que él fue quien me puso en contacto con Pablo [Cebrián] y Pablo ha sido todo corazón en este proyecto, ¿sabes? Ha puesto todo lo que él tenía en ello y suena así gracias a él. Aunque tú tengas las ideas muy claras, aunque tengas todo muy organizado. Realmente, gracias a él se van construyendo las canciones. Yo sólo llevaba voz y piano. Yo no toco la batería, no toco el bajo… Y él ha ido conformando lo que yo tenía en la cabeza -y que él también lo tenía-, porque él es una persona bastante polifacética en cuanto a estilos y domina todo, ¿sabes? Dices, ¡madre mía! es que no te dejas nada en el tintero. Todo lo sabes pintar. Pero es verdad que este disco son varios estilos, no tiene una idea clara, son varias emociones, sonidos… Y es verdad que Pablo es una parte muy importante. Ambos dos [Pablo y ‘Mani’] son importantes.

Sí me lo permite, yo creo que sí hay una idea clara: su voz.

Bueno, claro. A ver. Son varios estilos, porque la gente a veces me pide. ¿Qué estilo es? Pues no es ningún estilo, es decir, son varios. ¿Qué llamamos folk?, ¿el folclore? Pues a lo mejor, folk americano tiene un poco. ¿Qué es pop?, ¿música popular? Bueno, pues música popular de muchas zonas seguro que tiene también, ¿no? ¿Qué es lo que une cada canción?, obviamente mi piano y mi voz. Es un poco mi manera de componer las canciones. Sí que es verdad que si quieres que te lo encasille, -las etiquetas que decíamos antes, porque nos sentimos muy a gusto diciendo a qué se parece esta persona, parece que cuando tienes esa referencia ya te parece bien. No sé por qué actuamos así, pero somos así-. Entonces, pues… Realmente no tiene ninguna etiqueta. Tiene varias, si las quieres poner. Pero incluso el idioma es un impedimento aquí. La gente dice, bueno por qué no en español. Y por qué no en chino, ¿sabes? Vamos a ver… Si no tiene fronteras el idioma… Además, el inglés que es la lengua franca. No… No sé. Nos ponemos barreras a nosotros mismos ya nada más empezar. Yo lo único que quiero es que la gene disfrute. Que disfrute como yo he disfrutado. Porque está siendo un proceso, que no ha acabado, muy bonito.

Escuchándola cantar yo he encontrado referencias a Des’ree, Mavis Staples,Alicia Keys…

Pues, hombre, todo eso está muy bien. Todo te influye en la vida. Pues, Des’ree la he escuchado mucho de pequeña. Me gustaba muchísimo. Alicia Keys, jo, me encantaría tocar como ella. Tener esa fuerza que tiene en directo. Pero es verdad que como he cantando tanto soul tanto jazz, pues es verdad que conozco su lenguaje. Cada estilo tiene un lenguaje y aprendes a cantarlo. Durante mucho tiempo he estado, y sigo en ella, en una banda que se llama Mama Boogie, que es soul y funk, pues entonces, claro, aprendes ese idioma. Cada música tiene un idioma, aparte del propio idioma en que cantes también las notas tienen una forma de componerse y la melodía de sacarse… Por eso, sea el estilo que sea, pues le das ese toquecito. Porque te nace. Si escuchas mucha música… Si escucha Sarah Vaughan pues acabas conociendo lo que te dice y si escuchas a Etta James pues te sale. Pero con tu toque. Eso está muy bien.

¿A qué canciones del disco les tiene más cariño? Creo que hay dos dedicadas a su abuelo...

We’ll Keep Your Memories In Our Heart, Guardaremos tus recuerdos en nuestro corazón. Esa canción cuando la compuse él estaba todavía en vida. Habla un poco del Alzheimer. Mi abuelo se fue yendo poco a poco, entonces llegó un momento en el que aunque el disco hubiese estado terminado él tampoco… Le habría empatizado un poco, pero no tanto. Porque ya, desgraciadamente, parte de él… Gran parte de él, se había ido. Antes de irse de verdad. Y Calling You fue cuando ya se fue. Entonces, yo quise meterlo cuando estuvimos grabando. Además fue un mes después de que nos dejara. Pues… quise dejar esa canción, que es una canción a capella. No tiene más que la voz y el coro que me acompaña y, bueno, es un poco esa añoranza y la tristeza que te invade cuando una persona que es muy importante para ti y para toda tu familia, que forma parte de tu vida, pues te deja, ¿no? El disco está dedicado a mucha gente. Obviamente, toda mi familia que siempre me ha apoyado y mis amigos, mi hermano y, y… y todos los músicos y amigos que han colaborado. Pero siempre quise dejar esa constancia de quién me faltaba, porque no me faltaba nadie más que él. Que es mi abuelo. Entonces… bueno We’ll Keep Your Memories es un poco pues todo lo que la familia sentíamos. Una persona que siempre ha estado para y por nosotros. Ayudando en todo lo que ha podido y al final cuando ya llegó sólo quería que estuviésemos ahí para cuando llegase el momento. Entonces, pues refleja un poco de eso.

Hablando de familia, en otro de los temas Love Me Above All toda la banda suena como si fuera una gran familia musical…

Sí, es como… Quiéreme por encima de todo, aún cuando no me lo merezca. Ese amor incondicional. Claro. Aunque es soul y habla de amor, desamor, amor con dolor, pero este tema es ese “quiéreme hasta cuando me pongo así, borde”. Cuando saco todo mi carácter y digo: “Pero bueno, no hay quien me aguante” (risas). Porque todos tenemos a veces un punto oscuro. Pero sí, lo bueno que tiene [‘Summer Rain’] es que es un disco en el que cada letra, una vez que te lo lees, lo aplicas a ti.

Está abierto a interpretaciones…

Sí… Por ejemplo, en Shadows es otra canción que habla de que todos queremos dar nuestra mejor versión, nuestra mejor cara y hay momentos en los que cada uno no puede. ¿Por qué?, pues cada uno que lo aplique a lo suyo. También es cierto que para que la gente te quiera te tienes que querer a ti mismo. Y para que la que gente esté a gusto también tienes que estar tú a gusto, porque si no, sin querer, lo que desprendemos es algo que no controlas.

Esa positividad tiene incluso un tema [Positivity] así titulado en el disco, pero… ¿Ese buen rollo también se transmite en los ensayos? Porque no sé cómo saca tiempo para compaginar su trabajo con todos los proyectos en los que colabora…

Si te organizas bien se saca tiempo. Y como lo disfrutas tanto, lo haces con más ganas. Además, como me rodeo de gente tan profesional, tampoco te creas que hay que ensayar 300 horas. Los músicos son los que han grabado el disco…

Y con los que saldrá de gira en noviembre…

Intentaré. A ver, Chiloé y Raúl viven en Cádiz y Málaga… Aunque en Madrid [el concierto del 6 de noviembre en el Teatro Alfil] sí quiero que estén. Luego, cuando vayamos a girar, ya se verá. La vida da muchas vueltas. Y siempre tenemos amigos que también quieren estar y si no viene uno será otro. Como se vaya viendo.

 

Un comentario en “ELE – Summer Rain

  1. Pingback: Lo mejor del año 2014 | mantaypeli | blog cultural

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s