20.000 días en la Tierra (20.000 Days on Earth)

20.000 Days on EarthRecuerdo la primera vez que asistí a la proyección en un cine de una película ‘musical’.Se trataba de la, por aquellos entonces, inédita en nuestro país ‘Sign ☮ The Times’.  Cinta de 85 minutos dirigida por Prince y que recogía una recreación en sus estudios de Paisley Park de uno cualquiera de sus conciertos de la época para promocionar el doble álbum homónimo. La vi en los desaparecidos minicines Groucho, de mi Valladolid natal, en una sesión golfa, un sábado de madrugada. Seríamos cuatro personas en la sala. Deduzco que todos seguidores, por aquel entonces, del genio de Minneapolis. Creo recordar que corría el año 1988, Prince ya tenía a sus espaldas tres películas. La oscarizada ‘Purple Rain’, la megalómana ‘Under The Cherry Moon’ y ésta que ahora me viene a la memoria. Durante un tiempo, no hubo crítico ni revista musical que se preciase que no alabase las virtudes de este concierto filmado. Quizá todos estos antecedentes influyeron en que yo asistiera, aún lo recuerdo vivamente, a esa proyección como quien va a contemplar un acontecimiento único. Ahora, visto con el tiempo, tampoco fue para tanto. Pero a mis 16 años, aquellas imágenes refulgían en mi cabeza incluso meses después de haberlas visto. Al año siguiente conseguí comprar la película, que aún no se había editado en nuestro país, en VHS en un viaje a Italia. En el par de años siguiente la vi no menos de diez veces.

‘20.000 días en la Tierra’ (20.000 Days on Earth), el documental que los realizadores británicos Iain Forsyth y Jane Pollard han dirigido en torno a la figura del músico australiano Nick Cave se presenta como una original mirada al proceso creativo del artista y lo es. Pese a ser no menos narcisista que las ya mencionadas películas de/sobre Prince, lo realmente importante no es la figura del australiano per se, sino sus motivaciones. Qué le mueve a escribir, corregir, desechar, reescribir. Qué le hace feliz. Quién es encima de un escenario. Los realizadores, que ya han recogido con anterioridad diversas miradas acerca de la obra de Cave y sus Bad Seeds -compliadas en la obra Do You Love Me Like I Love You– apuestan en esta ocasión por el relato en primera persona. Con una voz en off que guía al espectador a través de un imaginario día en la vida del artista, sus filias y fobias, su turbulento pasado, sus parejas, su vida en Berlín y en Inglaterra. Una mirada retrospectiva que cuenta con la anuencia del músico y su fiel escudero, Warren Ellis, y que muestra la otra cara de lo que supuso el documental The Road To God Knows Where registrado durante una gira de la banda por Estados Unidos hace 25 años.

En esta ocasión, la acción discurre en un entorno más familiar y mucho menos destructivo, aunque sigue habiendo hueco a lo largo de los 95 minutos de filme para que los fantasmas hagan acto de presencia, bien en forma corpórea o sugerida. También las motivaciones son otras. La fugacidad del tiempo. La memoria. La búsqueda de la perfección y a través de ella, la inmortalidad. La vanidad… Sin embargo, la originalidad de esta propuesta está, precisamente, en lo que no aborda. Porque esta película termina donde otros documentales sobre el mundo de la música empiezan y quizá éste sea su mayor riesgo. Que cuando uno ha conseguido conectar con el intrincado universo personal de Nick Cave, cuando desea abrazarlo en mitad de un concierto. Justo en ese preciso instante es cuando… No. Sería demasiado fácil resolver la incógnita en estas líneas. Vayan a verlo. Seguro que no lo lamentarán. ¿Quién sabe? Quizá los premios a la Mejor Dirección y al Mejor Montaje en la categoría de largometrajes internacionales en la edición de 2014 del Festival de Sundance sean suficientes avales. O tal vez lo sean haber logrado que un espectador (al menos uno) se reencuentre con el emocionado recuerdo del adolescente que fue. Ese recuerdo. Eso es lo que somos. Nada más y nada menos.

Un comentario en “20.000 días en la Tierra (20.000 Days on Earth)

  1. Pingback: Lo mejor del año 2014 | mantaypeli | blog cultural

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s