Napoleón Solo – Máximo Ruiz Ferrer

Napoleón Solo - Máximo Ruiz FerrerDe la psicodelia vocal de Brian Wilson a la sinfónica entreverada de Waldo de los Ríos. El tercer álbum de Napoleón Solo, basado en especulaciones acerca de la vida de Máximo Ruiz Ferrer es una suerte de reinvención sonora que apuesta por volver a los orígenes y reencontrarse. Beber de las fuentes primigenias y modular el sonido hasta adaptarlo a los nuevos tiempos. Esta aventura arqueosónica nos devuelve al quinteto granaíno de la mano del sello Ernie Records, con su apuesta más ambiciosa y a la vez la más directa. Un álbum que surge de las entrañas y se disfruta con el mimo de la escucha continuada. La abundancia de influencias y estilos no debe distraernos, Napoleón Solo sigue estando ahí, más directos que nunca y tan certeros como siempre. Así lo demuestran en la delicada joya que es Pequeña canción del espacio, pero también en juguetonas y acertadas composiciones como Del amor perdido, Las cinco como siempre y Yuliana, Juliana; por no citarlas todas. Porque este disco se debe entender como la victoria de la perseverancia. Con la paciencia necesaria para que cada canción se mostrase en su momento preciso y conformase este todo indivisible y minúsculo que es el universo particular de una personalidad figurada. La búsqueda incesante en pos de su particular Santo Grial, los vestigios de una civilización futura sepultada por océanos de tiempo o, simplemente, el amor por la música. Una decena de verdades. Como la historia de Máximo Ruiz Ferrer. Por muy inventada que ésta sea. Charlamos con Alonso Díaz (cantante y guitarrista) acerca de lo que, más allá de especulaciones, ha supuesto este disco para la banda y de su inminente gira presentación que arranca el 21 de marzo en la capital de España.

Alonso Díaz (Napoleón Solo): “Este disco más que un concepto es un ‘conceto'”

Tras escuchar un par de veces (casi) seguidas el disco dejé apuntado: “El introspectivo viaje cósmico al universo particular de Máximo Ruiz Ferrer”. ¿Es este disco vuestro Sergeant Pepper’s?

Es una manera de entenderlo de tantas como puede haber. Ésta es la gracia, que cada cual sienta en sí mismo la parte que le toque. Nosotros estamos contentos con nuestro Máximo Ruiz Ferrer y yo pienso que es un disco que contiene mucha música.

¿Os ha sorprendido la repercusión que está teniendo con apenas una semana en el mercado?

Tengo que decir que sí, aunque aún queda mucho por hacer, que es lo más importante o interesante.

No sé si podríamos incluir éste dentro del catálogo de álbumes conceptuales, pero, ¿la variedad de estilos e influencias que habéis logrado conjugar en estas diez canciones os supuso muchos quebraderos de cabeza y muchas charlas hasta altas horas de la madrugada?

Este disco se puede incluir perfectamente en el catálogo de los álbumes homenaje a personas cuya vida ha sido inventada, por lo que más que un concepto podríamos decir que se trata de un conceto. Cuando se empieza desde cero a aprender a tocar la guitarra, es más difícil aprender una canción de Paco de Lucía que inventarse una canción propia con el único acorde que has aprendido en una tarde. Hecho de corazón puede llegar a conmover.

¿Cómo fue la grabación en La Alpujarra y por qué os ha llevado casi un año (de febrero a noviembre) terminarlo?

Ya estuvimos en el anterior disco, Chica Disco, en la misma casa de la Alpujarra, con nuestro querido Meme, disfrutando de todo lo que esta abundante tierra nos daba: el campo, la música, la buena gente… Nos apeteció quedarnos más tiempo y esto quedó pendiente. Con este nuevo disco, ya habíamos excedido el plazo que teníamos para grabar todo, así que ya daba igual un mes que dos más; la cosa se fue poniendo interesante y poco a poco fuimos encontrando algunas piezas de las que íbamos buscando.

A la hora de referirnos a vosotros hay dos ciudades que nunca faltan, Jaén y Granada, pero desde vuestros inicios es en México donde parece que tenéis una legión de fans.

El día que volvamos a México seré completamente feliz.

Con Máximo Ruiz Ferrer se extiende la relación con Ernie Records ahora también como discográfica. ¿Qué culpa (en el buen sentido de la palabra) tienen Josiño y los suyos en el resultado final del disco?

La mejor de las culpas. Durante la grabación, no sé cuánto más habría durado nuestro encierro de no habernos salvado Josiño de él. Y ha gastado mucha paciencia con nosotros, porque yo pienso que nos tiene fe; esto es mutuo y creo que junto a Ernie nos quedan muchas cosas buenas por pasar.

¿Cómo surgió la colaboración (de unos chicos de la Vieja York) con la artista neoyorkina Kate Teale, responsable de las ilustraciones que acompañan al disco y qué os llamó la atención de su trabajo?

Conocimos a nuestra querida amiga Kate (Kei en Andalucía), hace ya unos años. Desde entonces hemos trabajado juntos en muchas ocasiones. En este disco, Kate ha estado presente desde las primeras maquetas hasta el final. Hemos trabajado juntos todas las ideas que le dan vida a este Máximo Ruiz Ferrer, quedando finalmente representadas en las ilustraciones que acompañan al disco: megalitos, zahoríes, homínidos, encebras… También en el video musical Del amor perdido, que publicamos en el día de la no intervención mundial. Nos encanta todo lo que hace y es única.

Comenzáis en breve los conciertos de presentación, ¿defenderéis el disco los cinco sobre el escenario o habrá más gente, tal como ha ocurrido a la hora de grabarlo? ¿Cómo van los ensayos?

Haremos conciertos con más músicos también, pero el formato quinteto es el nuestro. Pronto tenemos el primer concierto de presentación, en Madrid el 21 de marzo, que andamos preparando desde hace un tiempo. Ahora cada uno de nosotros tendrá que dar el doble de sí. Preparamos el concierto poco a poco intentando dar un giro a los temas que permita ser tocado por nosotros mismos y esto es otra búsqueda que nos está dando mucho juego. No faltará nada, en el escenario es donde el disco se completa.

Una de cine, para terminar. ¿Qué esperáis del remake de El agente de C.I.P.O.L. para la pantalla grande, con Guy Ritchie tras la cámara y Henry Cavill (el nuevo Superman) en el papel de Napoleón Solo, que interpretó Robert Vaughn en la serie de televisión? ¿Nos desveláis alguno de vuestros gustos cinematográficos?

Veremos la película. Yo espero más la película de los Anunnaki. Si alguien se quiere unir a una secta, Planeta libre (La Belle Verte), está por ahí en Vimeo.

Conciertos:

21 de marzo MADRID
27 de marzo MÁLAGA
28 de marzo MURCIA
1 de mayo GRANADA
22 de mayo BILBAO
23 de mayo SEGOVIA
30 de mayo VIGO
12-14 de junio LA RODA

Gira Máximo Ruiz Ferrer

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s