Puro Vicio (Inherent Vice)

 Puro vicioNarcotizada y fidedigna adaptación de la novela homónima del reputado y excéntrico novelista Thomas Pynchon, Puro vicio (Inherent Vice) supone una nueva aproximación del cineasta Paul Thomas Anderson a la pesadilla que supuso para toda una generación el traumático despertar del sueño americano. Intrincada, densa, lisérgica y lúcida a partes iguales, la transposición a la pantalla grande de las pesquisas del detective fumeta Doc Sportello (magnífico Joaquin Phoenix) supone un nuevo hito en la carrera del realizador a costa de alejarlo aun más del gran público. Porque la irredenta obstinación de P. T. Anderson por capturar la misma esencia, por aspirar hasta la última bocanada de tetrahidrocannabinol (THC) que exudan las páginas de la novela original de Pynchon solo le habrá servido para sumar nuevos acólitos del escritor a su propia causa, a riesgo de que más de un espectador abandone su butaca a mitad de proyección en la sala de cine. Innecesariamente excesiva en su metraje (148 minutos), la película utiliza la presunta investigación que inicia Sportello por encargo de Shasta Fay Hepworth (Katherine Waterston), una antigua novia cuyo último amante, el magnate inmobiliario Mickey Wolfmann (Eric Roberts), ha desaparecido sin dejar rastro. Con esta, en principio, simple premisa se articula un guion que recoge una vasta y deslavazada galería de personajes que simbolizan el fin de la era dorada del hippismo yanki y presenta diversas teorías para explicar esa descomposición de la sociedad norteamericana víctima de sus propios vicios, sobre los que planea constantemente la voraz sombra del consumismo.

El capitalismo exacerbado simbolizado por la némesis de Sportello, el detective de la policía de Los Ángeles Christian ‘Bigfoot’ Bjornsen (el no menos soberbio Josh Brolin). Ambos investigadores, cara y cruz de una misma moneda, especularán con los motivos que condujeron a la desaparición de Wolfmann y tratarán de resolver un enigma que, con trazas de clásico cine negro, reúne a una pitonisa (Joanna Newsom) -que responde al revelador nombre de Sortilège y ejerce de narradora y voz interior del propio Sportello-, una picapleitos (Reese Whiterspoon) con inclinaciones hippies, un médico adicto al sexo y las drogas (Martin Short) y una misteriosa organización que responde al nombre del Colmillo Dorado. Todo ello sazonado con continuas alegorías al resquebrajamiento de la sociedad del bienestar, la alienación del individuo y la corrupción rampante que primero nos roe las encías para acabar por metastatizarlo todo. P. T. Anderson se regodea en esta radiografía descarnada y repleta de hilarantes requiebros al stablishment olvidándose por completo de la necesaria fluidez cinematográfica. El ritmo pastoso y la anárquica narración se ve perfectamente complementada por la muy eficiente banda sonora de Jonny Greenwood (Radiohead), pero llega a exasperar. A la muy meritoria adaptación del esqueleto literario que vertebra este magno canto del cisne del buenrollismo floreado, las puestas de sol en las playas californianas y los adosados con garaje y jardín sólo la salvan del naufragio absoluto las soberbias interpretaciones de un muy inspirado reparto coral, por el que se pasean (vestidas) tanto diosas del porno (Belladonna) como estandartes de la música indie (la ya citada Newsom y Jena Malone, sin ir más lejos) y que sirve para recuperar a un buen número de estrellas pretéritas (Roberts, Short, Martin Donovan) y actuales (Owen Wilson). Aunque quizá todo ello no sea más que un sueño psicotrópico producto de nuestra abotargada y lúbrica imaginación.

 

Premios/Candidaturas:

Premios Oscar: Nominada a Mejor guion adaptado y mejor vestuario.
Globos de Oro: Nominada a Mejor actor – Comedia/musical (Joaquin Phoenix).
National Board of Review: Mejor guion adaptado, Top 10.
Críticos de Los Angeles: Mejor BSO (ex-aequo).
Independent Spirit Awards: Mejor reparto.
Satellite Awards: 3 nominaciones.
Critics Choice Awards: 4 nominaciones incluyendo mejor actor secundario (Josh Brolin).
Críticos de Chicago: 3 nominaciones incluyendo mejor actor secundario (Josh Brolin).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s