La gran apuesta (The Big Short)

The Big ShortEl cine como denuncia social y ejercicio de estilo. Estos son sólo dos aspectos que hacen de La gran apuesta (The Big Short) una película imprescindible. Y no lo es únicamente por destapar los motivos que provocaron el estallido de la burbuja inmobiliaria que devino en la mayor crisis económica tras el crack del 29 a nivel mundial. También lo es por su arriesgada apuesta formal y el tremendo despliegue actoral de pesos pesados como Christian Bale y Steve Carell a lo largo de dos frenéticas y entretenidas horas de metraje. Escrita y dirigida por el televisivo Adam McKay, la película toma como referencia la novela de Michael Lewis (Moneyball) para —amparándose en un engañoso tono de comedia ácida— presentar a una galería de inadaptados que se convertirán en los inesperados héroes por accidente del escándalo que rodeó a las hipotecas subprime en 2008. La génesis de la crisis en la que, casi una década después, sigue sumida la economía capitalista y que, tal como se muestra en diversos instantes del filme, no tiene visos de mejorar. Saltándose las normas narrativas clásicas y recurriendo a una narración lineal, pero repleta de llamadas de atención al espectador, la película consigue lo que a priori podría parecer un imposible, o dos. A saber, por un lado, explicar los mecanismos de los resortes que hicieron saltar por los aires el sistema crediticio estadounidense —y por ende, mundial— y con una temática de tal dureza arrancar al espectador más de una sonrisa  que termina por congelarse y convertirse en dolorosa mueca.

Concebida como la otra cara de la moneda que Scorsese ya mostró en El lobo de Wall Street, La gran apuesta no es una película cómoda. Y no lo es por todo lo que en ella se nos cuenta más que por el cómo se nos cuenta. Presentada como breves historias independientes que sirven para introducir a los personajes que terminarán por dibujar el complejo retrato de un colapso anunciado que nadie quiso ver, la película reúne a un elenco de lujo que consigue algo tan complicado como resultar convincente y aparcar sus respectivos egos (Bale, Carell, Gosling, Pitt) en beneficio de la historia. Un relato en el que la acertada combinación de guion y montaje consigue desenmarañar el entramado financiero que sustentó la mayor crisis hipotecaria de la historia. Algo que sólo un puñado de personas pudo prever, aunque sus sospechas no sirvieran, como más tarde se demostró, para desenmascarar a los verdaderos responsables de la estafa. Película necesaria no tanto para no olvidar —los efectos siguen patentes— sino para certificar la podredumbre de un modelo económico agotado.

Premios:

BAFTA: Mejor guion adaptado.
National Board Review (NBR): Mejor reparto.
Critics Choice Awards: Mejor comedia, actor comedia (Bale) y guion adaptado.
Críticos de Los Angeles: Mejor montaje.
Asociación de Críticos de Chicago: Mejor guion adaptado.

Candidaturas:

Oscar: 5 nominaciones, incluyendo mejor película y director.
Globos de Oro: 4 nominaciones, incluyendo mejor película comedia o musical.
American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año.
Directors Guild of America (DGA): Nominada a mejor director.
Sindicato de Actores (SAG): Nominada a mejor reparto y actor secundario (Christian Bale).
Satellite Awards: Nominada a Mejor película y actor de reparto (Christian Bale).

Un comentario en “La gran apuesta (The Big Short)

  1. Pingback: Porra Oscars 2016 | mantaypeli | blog cultural

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s