Robe – Bienvenidos al temporal

Robe - Bienvenidos al temporalComo si de una congregación de adoradores de un profeta prohibido se tratase, centenares de personas se arremolinaban en torno al acceso a la Sala Sinfónica del Centro Cultural Miguel Delibes, de Valladolid. Pasaban las nueve de la noche y todo estaba dispuesto para su reencuentro con Robe Iniesta. Más de 30 personas —entre staff de producción propia y del auditorio pucelano— velaban por que todo fuera sobre ruedas. Y también por cumplir con las exigencias del artista: nada de móviles durante el concierto. Ninguna distracción que pudiera restar implicación al más de medio millar de espectadores asistentes al arranque de gira de Robe y los suyos. Con los nervios propios del estreno arrancó un concierto precedido del reseñado aire mesiánico. Los fieles herejes no tardaron el alzar la voz y estallar en aplausos una vez que se apagaron las luces. Al fondo de un austero escenario y sentado de espaldas al público, Iniesta rasgaba los primeros acordes del tema que abrió repertorio, El cielo cambió de forma. Fiel reflejo de la tarde pucelana, que amenazaba con repetir tormenta. Tanto la vivida a lo largo de la jornada como aquella que inundó —literalmente— el patio central de la Feria de Valladolid tres años atrás. Tantas eran las ganas agolpadas en las gargantas que aguardaban al de Plasencia que nada pudo impedir los vítores y los aplausos espontáneos apenas iniciado el show. Promesa de lo que aguardaba, la Sala sinfónica se tornó un hervidero de emociones: palmas, gritos de «guapo» y jaleadas referencias extremeñas salpicadas con olés. Esto ya era imparable y la banda fue cogiendo altura a marchas forzadas.

Robe - Bienvenidos al temporalLa poderosa percusión de Alber Fuentes marcaba el paso de una juguetona formación que tenía en el vocalista Lorenzo González (coros, bajo) la extensión perfecta de Robe Iniesta. Su tremenda expresividad contrastaba con el apocado arranque del líder de la formación, relegado voluntariamente a un jugoso segundo plano que, aun así, seguía siendo el centro de atención de todas las miradas. El deslumbrante juego de luces del arranque arropó los primeros escarceos por el centro de la escena de la pareja formada por Carlitos Pérez (violín, bajo) y David Lerman (saxo, clarinete, bajo). El dúo tiñó de matices cada una de las composiciones que conforman esta nueva aventura del exExtremoduro. El sexteto lo cierra Álvaro Rodríguez (acordeón y teclados), capaz de derrochar toda su clase en cada canción. Robe está de vuelta, sin su banda de siempre, pero no en solitario. Si de algo sirvió el concierto de anoche fue para confirmar que los extremeños son un grupo muy a tener en cuenta. Una lujosa formación racial que coquetea con el rock sinfónico, el relato autobiográfico y la poesía confesional. Da igual. Apenas han transcurrido tres canciones y basta un escueto: «Gracias y buenas noches», por parte de Robe para que el auditorio se ponga patas arriba. «Esta canción no habla de hombres ni de mujeres. Habla de amor y de sexo», explica antes de atacar Por ser un pervertido. Y ya todo está perdido.

Robe - Bienvenidos al temporalNo queda otra que abandonarse al carisma del de Plasencia, que permanece ahí, sentado. Pese a todo. Pese a todos. Siguen los gritos. «¿Cómo estáis? ¿A gustito?». Y la respuesta es un sí irrefutable. Ocho focos centellean al fondo del telón. Negro como esa noche oscura del alma que certifica que «corren malos tiempos para la libertad de expresión». Unos tiempos en los que cualquier cosa que se cuente o que se cante se considera una ofensa. «Al Estado, a la Iglesia… O a la madre que los parió». Con animus molestandi, porque «¿de qué sirve un filósofo que no hiere los sentimientos?».  Y como buen guerrero nos desarma antes de que haya transcurrido la primera hora de concierto y reparemos en que Carlitos con su violín se está erigiendo en el gran protagonista de un bolo que es mucho más que eso. Más allá del reencuentro y las confesiones sinceras con un tipo capaz de desgranar toda su esencia en un par de frases. Sin levantarse de su butaca y al pronunciar «cuartito» con toda la sorna del mundo al referirse al baño antes de la pausa que divide el concierto en dos.

Robe - Gira 'Bienvenidos al temporal'Y de nuevo es Alber en la vuelta quien nos enfila desde la batería con Robe ya de pie y en plena forma tras el pertinente receso. Para ponérnosla Extremaydura, en uno de los pocos guiños al pasado de la noche. Los trallazos se suceden en este regreso del sexteto, en el que también hay espacio para rendir homenajes personales. Como el que Robe le brinda a Manolo Chinato, presente en el público, al recitar unos versos de su poema Abrazado a la tristeza al inicio de Del tiempo perdido. «Esto se está acabando», nos previene el cantante y un sonoro «NOOOOOOO» sirve de introducción a la última del repertorio antes de las propinas. Todos en pie, convertidos en un solo pulmón que apura hasta el filtro este regreso. Y con los bises llega otro mirada al pasado. Si te vas… consigue aplacar las ganas de todos aquellos que no se han sentado en sus butacas desde hace seis canciones. Nadie quiere que esto acabe, pero todos saben que lo hará. Y les da igual. Tras presentar a la banda y completar una pluscuamperfecta interpretación de Un suspiro acompasado, Robe nos lanza un beso y un «¡Hasta siempre!». Sus acólitos están de enhorabuena. Bienvenidos al temporal, el profeta ha vuelto. Esta vez para quedarse.

Galería fotográfica´en flickr a cargo de María Parra Serrano, aquí.

Setlist:

El cielo cambió de forma.
Hoy al mundo renuncio.
Por ser un pervertido.
Donde se rompen las olas.
Querré lo prohibido.
Ruptura leve.
Nana cruel.
Destrozares.
Guerrero.
La canción más triste.

-Pausa-

Extremaydura – Cartas desde Gaia.
De manera urgente.
Puta humanidad.
Del tiempo perdido (Intro: poema Abrazado a la tristeza – Manolo Chinato).
Contra todos.
…Y rozar contigo.
Por encima del bien y del mal.

Bises:
Si te vas.
Un suspiro acompasado.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s