The Smiths | Colleen | Phoebe Bridgers | José Ignacio Lapido

The Smiths | Colleen | Phoebe Bridgers | José Ignacio Lapido

The Smiths – The Queen Is Dead [Deluxe Edition]The Smiths – The Queen Is Dead. Elevado a la categoría de álbum de culto por la crítica (británica), sólo era cuestión de tiempo que se produjese su rentable reedición. Lo hace en formato deluxe con tres discos. El original remasterizado; otro de caras b, demos y rarezas; y un contundente directo grabado en Boston en agosto de 1986. Imprescindible para todos aquellos que persigan reverdecer laureles o aún echen de menos sus depresivas vidas universitarias, el álbum demuestra la grandeza de un sonido que el paso del tiempo respeta y pone en su (merecido) sitio. Algo que no todos pueden decir tres décadas después; aunque quizá esto sea lo menos importante mientras sigan llenándose los bolsillos de recuerdos. ★★★★★

 

Colleen – A flame my love, a frequencyColleen – A flame my love, a frequency. Surgido del doloroso rescoldo de los atentados de París en 2015, ‘A flame my love, a frequency’ es un inusual canto de esperanza. Un eco discordante, un vaivén que te atrapa en una sinfonía sintética que te engulle y te lleva lejos. Cécile Schott (Colleen) parece querer revertir el tiempo. ponerlo en pausa y rebobinar aquel luctuoso 7 de enero. Que la lluvia destiña las calles y nada de aquello hubiera sucedido nunca. Sintetizadores, moog y la ingrávida voz de Schott se alían en esta radiante colección de canciones para embellecer la tragedia de forma inusitada. Un disco doloroso y bello. Inesperado. ★★★★☆

 

Phoebe Bridgers – Stranger in the AlpsPhoebe Bridgers – Stranger in the Alps. Presentada como la nueva sensación del indie, la californiana Phoebe Bridgers mantiene alto el listón de las expectativas en este su álbum debut. Melancólica colección de himnos de ruptura punteados con estribillos imborrables, la voz de Bridgers consigue traspasar la impecable producción de Tony Berg y Ethan Gruska hasta impregnarnos de emoción. Nada parece impostado pese a lo calculado del lanzamiento y la muy equilibrada mezcla. Pop y folk se dan la mano en estos once temas que ejercen de efectiva carta de presentación y al tiempo son instantáneas sonoras de un paisaje interior que si cerramos los ojos todos podemos ver e incluso tocar. ★★★★☆

 

José Ignacio Lapido – El alma dormidaJosé Ignacio Lapido – El alma dormida. Tres años duraba ya el silencio de Lapido tras regresar al breve cobijo de la sombra de 091. ‘El alma dormida’ es su octavo disco en solitario y otra colección de estribillos con gancho. Historias universales y atmósfera cinematográfica capturadas en cuatro minutos. Algo a lo que muchos aspiran llegar algún día y que el granadino desarrolla con una naturalidad casi insultante. A ratos polvoriento, reivindicativo de cabo a rabo, la voz de Lapido ejerce de conciencia colectiva en un álbum de rock clásico, atemporal, que parecía llevar pugnando por salir un tiempo y llega en el momento adecuado. Como siempre. ★★★☆☆

A %d blogueros les gusta esto: