Gabriel y la montaña (Gabriel e a montanha)

Gabriel e a montanha

Gabriel e a montanhaGabriel Buchmann es el protagonista absoluto de esta película casi documental sobre los últimos 70 días de su vida en África. El realizador brasileiro Fellipe Barbosa rinde así homenaje a la figura de un joven economista, interpretado por João Pedro Zappa, que en 2009 decidió tomarse un año sabático para recorrer el mundo antes de realizar su doctorado en la prestigiosa universidad de UCLA. Con una encomiable paciencia y en aras de un mayor verismo cinematográfico, Barbosa contactó a lo largo de un año con la mayoría de las personas que Buchmann trabó amistad a lo largo de su periplo africano. Una historia que quizá se alarga en exceso, sobre todo por el empeño del realizador en descubrir sus cartas desde el mismo arranque. Dividida en cuatro etapas, una por cada país que visitó Buchmann tanto en solitario como en compañía de Cristina (Caroline Abras), su pareja; la película resulta irregular en su conjunto, aunque posee momentos de innegable belleza. Destaca la química del dúo protagonista, con Abras regalándonos la mejor interpretación del amplísimo elenco. Gran parte del mismo, actores no profesionales que se interpretan a sí mismos. Se trata de todas esas personas que entablaron amistad con Gabi y que ayudaron al realizador a completar las piezas del puzzle. Una travesía fílmica —y vital— que se inicia en Kenia con los masai y nos muestra a un joven impulsivo y comprometido con los más desfavorecidos. Tanto, que Buchmann llega a sentirse uno más entre ellos e incluso recibe su propio nombre masai: Koldamayián. A lo largo de un viaje que le llevará a recorrer además Tanzania, Zambia y Malawi descubriremos más sobre la arrolladora personalidad del joven, sus ideas políticas, etc. La película no destaca por ninguna virtud en concreto, pero tampoco deja en el espectador la sensación de haber malgastado su tiempo.

La película fue presentada a concurso dentro de la Sección Oficial de la 62ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

A %d blogueros les gusta esto: