Dos mujeres (Sage femme)

Sage Femme

Sage FemmeDrama familiar repleto de buenas intenciones, Dos mujeres (Sage femme) presenta un solvente duelo interpretativo entre Catherine Frot (Claire Breton) y Catherine Deneuve (Béatrice Sobolevski). El irregular realizador galo Martin Provost está detrás de esta inofensiva historia sobre la maternidad salpicada con algunas buenas ideas a lo largo del metraje. Ambientada en París y su extrarradio, la historia de esta comadrona (título original del filme) en plena crisis de los 40 gana enteros desde el momento en que la Deneuve aparece en pantalla. La actriz borda su excéntrico personaje, epítome del fin de la fiesta que supuso la crisis mundial en la que aún seguimos inmersos. Por contra, Catherine Frot se las ve y se las desea para dotar de credibilidad a una mujer que, por edad, podría ser su hija en la vida real. La curtida intérprete francesa debe sostener un filme que abarca mucho más de lo que aprieta. Pese a la sensiblera banda sonora de Grégoire Hetzel, la cinta apenas cuenta con algún momento realmente emotivo dentro de un guion que pretende constantemente involucrar emocionalmente al espectador. La película supuso el justito cierre de la programación —fuera de concurso— de la 62º edición de la Seminci. Un filme que, por su temática y desarrollo, habría encajado sin problema dentro de la competición. Otro asunto discutible sería si la reiteración de ideas es conveniente tanto para el jurado como para el público asistente.

A %d blogueros les gusta esto: