Ane Brun | Fever Ray | Agoraphobia | Rhi

Ane Brun | Fever Ray | Agoraphobia | Rhi

Ane Brun – Leave Me BreathlessAne Brun – Leave Me Breathless. Hace muchos, muchos años, en una galaxia muy lejana no existía nada tan romántico como grabar una cinta de casete a la persona que te gustaba. Una hábil —e infalible— manera de resumir tus sentimientos a través de las voces de otros. La noruega Ane Brun hace exactamente esto en su séptimo álbum, con la salvedad de que es su sugerente voz la que impregna de serena melancolía y pasión adolescente las catorce composiciones que dedica a un amor pasajero. Grabado en los estudios Atlantis, de Estocolmo a partir del material casero, el disco posee una extraña belleza atemporal. ★★★★☆

Fever Ray – PlungeFever Ray – Plunge. De las cenizas de The Knife, Karin Dreijer resurge con un mensaje decidido y poco convencional. Un álbum de synth-pop que le sirve a la intérprete sueca para mostrarse abiertamente sexual y explícita. Resulta extraño encontrar calidez y humedad en la electrónica. Máxime cuando el producto está facturado desde gélidas latitudes, pero la habilidad de Dreijer reside precisamente en subyugarnos con una colección de declaraciones que ganan en intensidad —e intimidad— con cada escucha y la reafirman en lo acertada de su propuesta sonora.★★★★☆

Agoraphobia - Incoming NoiseAgoraphobia – Incoming Noise. Primer largo del cuarteto gallego tras sus dos anteriores cartas de presentación, ‘Incoming Noise’ es el puñetazo encima de la mesa de Agoraphobia. Producido por Iago Lorenzo, el disco supone un salto de calidad para la formación, que aúna a su ya de por sí contundente propuesta sonora unas letras que reflejan la angustia vital subyacente. Crisol de influencias con el grunge noventero como iridiscente telón de fondo, el álbum simboliza el acierto de una madurada decisión: la de ir a por todas. Una apuesta que se traduce en un sonido más hecho y, al mismo tiempo, abierto a un espectro más amplio de oyentes.  ★★★☆☆

Rhi - ReverieRhi – Reverie. La nueva sensación de la electrónica británica llega desde Brighton. Rhiannon Bouvier, presenta bajo el nombre artístico de Rhi su primer álbum, ‘Reverie’. Autoproducido y repleto de una jugosa mezcolanza de estilos con su anestésica voz como común denominador, el disco echa abajo gran parte de los convencionalismos preexistentes. Sólo así se entiende que la improbable fusión del hip-hop con las atmósferas góticas pueda dar como resultado un evocador y oxitocínico juguete minimalista infectado de exuberantes melodías hedonistas. ★★★★☆

A %d blogueros les gusta esto: