Ricardo Lezón: «La música me ayuda a vivir y ser más feliz»

Uno de esos caprichos del destino hizo que un día Ricardo Lezón (Zaragoza, 1969) trocara las cuerdas de su raqueta por las de la guitarra. Del mismo modo que, muchos años antes, hizo que cuando sólo contaba un año su familia se trasladara a Getxo, donde se crió junto a sus tres hermanos. En Getxo dio vida a McEnroe (de nuevo el tenis), la banda que formó en 2002 junto a Edu Guzmán y Gonzalo Eizaga. La publicación el pasado otoño de ‘Esperanza’ (Subterfuge, 2017) supone una más de las múltiples pieles de Lezón, quien a lo largo de los últimos 15 años no ha parado de buscarse. Buena prueba de ello son sus escarceos musicales en formaciones paralelas (Helicon, Viento Smith) hasta firmar en 2016 ‘Lluvia y truenos’. Un disco a cuatro manos junto a The New Raemon (Ramón Rodríguez) grabado en La Mina, el estudio balneario que Raúl Pérez tiene en Bormujos (Sevilla).  ‘Esperanza’ supone su debut en solitario, aunque esto no es del todo cierto. En esta intensa aventura le acompañan Edu McEnroe a la batería, su hija Jimena a los coros y su convecino Txomin Guzmán a casi todo lo demás. Porque hay más. Basta darse un paseo por la inicial Chet Baker para acabar noqueado por los metales y, ya rendidos, empaparse de esa brillante melancolía que rezuma salitre y tamuja. De Noviales, el recóndito enclave soriano donde Ricardo regentó La Casa Noroeste, a Getxo, pasando de nuevo por Bormujos para acabar acampando al raso en nuestros corazones. La gira presentación de ‘Esperanza’ lleva a Ricardo Lezón a recorrer diversos puntos de la geografía patria en este inicio de 2018. Uno de esos conciertos tendrá lugar el viernes 19 de enero en la sala Porta Caeli de Valladolid, donde nunca antes había tocado en directo.

Ricardo Lezón: «La música me ayuda a vivir y ser más feliz»

 

Hemos tenido que esperar a que se publicase un disco tuyo en solitario para poder verte por fin en directo en Valladolid. ¿Qué podemos esperar de esta tanda de conciertos presentación de ‘Esperanza’ con banda? 

Tengo muchas ganas de tocar en Valladolid, con McEnroe nunca surgió la posibilidad y por fin llega ahora. Los conciertos que hemos hecho hasta ahora con ‘Esperanza’ han salido muy bien, nos gustan las canciones y disfrutamos mucho tocándolas. Somos un grupo de amigos tocando canciones que nos gustan, eso es lo que se puede esperar.

Este pasado mes de julio pudimos verte en el festival Fasse Rueda, en Medina del Campo, al que Ramón no pudo acudir, con Alfonso Arana presentado un repertorio en el que se mezclaban temas de ‘Lluvia y Truenos’ con otros de tu carrera con McEnroe. ¿Quién te acompañará sobre el escenario en esta ocasión? 

Txomin Guzmán [The Fakeband] y Edu McEnroe, que son con quienes he grabado el disco me acompañan a la guitarra, piano y batería. Jaime Arteche, que fuese guitarra de Joe La Reina y teclista en Tulsa, toca los teclados; y Miguel Guzmán, que tocó con Tulsa, Jacobo Serra y los Zodiacs tocará el bajo. Somos una banda con todas las de la ley.

Supongo que en el repertorio se incluyen temas de ‘Esperanza’ con los de discos anteriores, ¿ha sido complicado hacer esa selección?

Tocaremos el disco y después canciones inéditas, alguna de McEnroe que no solemos tocar en directo, canciones de Helicon, mi proyecto con Edu, singles antiguos. Sobre todo canciones que no hemos tocado casi nunca en directo. No fue complicado porque teníamos ganas de hacer cosas que no habíamos hecho. Ha sido bonito confeccionar un setlist nuevo.

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que tu ‘debut’ en solitario se llama ‘Esperanza’, ¿la música es un estado de ánimo para Ricardo Lezón? Y, si es así, ¿estás atravesando, en lo musical, el periodo más ‘luminoso’ de tu carrera?

La música es algo que me ayuda a vivir y a ser más feliz, también un reflejo o una descripción de dónde estás. Las canciones de ‘Esperanza’ suenan al lugar físico y mental en el que estaba cuando las hice. No sé si estoy en el periodo más luminoso, sí sé que estoy en el momento más tranquilo. Mi estancia en Noviales (Soria) fue muy importante para mí en todos los sentidos y creo que está perfectamente reflejado en cómo suena el disco.

Por cierto, leí o escuché hace un tiempo que ‘Esperanza’ podía haberse titulado perfectamente ‘Noviales’. ¿Hasta qué punto esa localidad soriana y La Casa Noroeste han tenido que ver con la gestación de este álbum?

Es una parte esencial. Llevaba mucho tiempo dando tumbos de toda clase y llegar allí y sentir que todo encajaba me ayudó mucho. Siempre ha sido importante el paisaje para mí a la hora de escribir: las playas, el mar… Y aquí se sumaron otros y lo empaparon todo. Es un lugar especial para mí y estoy muy contento de haber vivido aquel tiempo. ‘Esperanza’ es una parte muy pequeña de la recompensa que me llevé, también Los minúsculos latidos (Bandaàparte, 2016) lo fue. Algún día volveré.

A lo largo de tu carrera (con banda y en solitario) cada vez se percibe un mayor número de influencias, como que con los años tu música se ha vuelto más permeable. Te lo pregunto porque recuerdo que este verano, en el Fasse, tarareabas las canciones de Rufus T. Firefly, quienes tocaban en el otro escenario mientras tú probabas sonido ¿Qué escuchas ahora y qué te ha llamado la atención?

Rufus T. Firefly hicieron [Magnolia] un disco maravilloso, hermoso y sensible y no cantarlo era imposible. Me gusta mucho escuchar música. Soy muy curioso y siempre estoy rebuscando cosas que me emocionen. Sé la música que me remueve y la que me gusta hacer, también la que me gustaría hacer y no sé. Por ejemplo, la que hace Rufus. Las influencias creo que vienen de todas esas cosas que te emocionan: canciones, libros, películas, conversaciones, personajes, etc. Me ha gustado mucho la voz de Maria Arnal, emocionante de verdad, y el disco que ha hecho con Marcel Bages, me gustan mucho Flamaradas, el disco de Ian Felice es precioso y el de Aldous Harding es maravilloso.

Hasta qué punto ha sido una buena influencia tu colaboración con Ramón Rodríguez (otro culo inquieto constante) para que tu producción musical (y literaria) haya sido tan prolífica en los últimos años? 

Hacer un disco a medias y una gira con Ramón solo me trajo cosas buenas. Ramón es un artistazo del que he aprendido muchas cosas. Creo que hicimos un disco precioso del que estoy muy orgulloso y además gané un amigo; ¿Qué más se puede pedir?

Ricardo Lezón en Valladolid.

Sala Porta Caeli.

Apertura de Puertas: 21:30h.

Anticipada: 12€.

Taquilla: 15€.

Puntos de Venta: KAFKA, POPPY SHOP, CA MÖREZ.

Entradas online.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.