Aniquilación (Annihilation)

AnnihilationLasciate ogni speranza, voi ch’entrate. Abandonad toda esperanza los que aquí entráis. Así recibe el infierno de Dante a quienes se ven abocados a atravesar sus puertas.  Algo similar a lo que les ocurre a los protagonistas de la película que nos ocupa al adentrarse en la subyugante y aterradora Área X. Conformada también sobre una base literaria, la trilogía de ciencia ficción Southern Reach, el cineasta británico Alex Garland consigue posicionarse como uno de los referentes del género gracias a Aniquilación (Annihilation); adaptación libérrima del primer volumen de la trilogía del escritor Jeff Van der Meer, que supone la segunda película del realizador londinense tras Ex Machina. Cimentada sobre una compleja base científica, Garland desarrolla una historia con tintes oníricos capaz de desplegar una imaginería visual más cercana al terror psicológico que a la ciencia ficción convencional. Ni siquiera en su desatada media hora final el realizador se digna a brindar concesión alguna al espectador. Relato oscuro con múltiples vericuetos, que engrandecen el sobresaliente apartado visual, resulta sorprendente que Aniquilación se quede sin estreno comercial en salas en más de medio mundo y pase directamente al mercado de la televisión a la carta. Netflix es la encargada de su estreno en España y gracias a ella la empresa de entretenimiento recuperará parte del prestigio dilapidado con menudeces en los últimos meses. ¿El motivo? Algún directivo de la Paramount pensó que el argumento era demasiado sesudo para el público generalista. Por culpa de esta estrechez de miras, millones de espectadores nos quedamos sin la posibilidad de disfrutar de una magnífica cinta de ciencia ficción en pantalla grande.

La película no sólo destaca por su apartado visual o conceptual, sino que cuenta con unas acertadas interpretaciones a cargo de la pareja protagonista que conforman Natalie Portman y Oscar Isaac. Con su visión, Garland convierte un ambicioso relato en una historia introspectiva y en ocasiones claustrofóbica. Jugando con el espacio-tiempo y moldeando la narración —dividida en tres actos— a su antojo, el británico firma una compleja película de culto con no pocos paralelismos (las videocámaras, el baile, el plano final) con su debut: Ex Machina. El filme funciona en gran medida gracias a las interpretaciones de un casting eminentemente femenino, dentro del que destaca una soberbia Natalie Portman. Se echa en falta una mayor profundidad a la hora de describir a sus compañeras de aventura (Jennifer Jason Leigh, Gina Rodriguez, Tessa Thompson y Tuva Novotny), aunque esto quizá habría alargado en exceso la duración de una película que no abusa de tecnicismos ni responde a la (falsa) etiqueta de ‘demasiado científica’.

En esta nueva incursión en el fantástico, Garland repite con sus colaboradores habituales —Rob Hardy (excelente fotografía) y el tándem musical que forman Geoff Barrow y Ben Salisbury (no menos sugerente)— así como con sus actores fetiche, Sonoya Mizuno (en un papel que no desvelaremos) y Oscar Isaac. El mayor mérito de Aniquilación es que pese a contar una historia que se enmarca dentro de una trilogía literaria posee entidad propia y su mensaje trasciende la excusa fílmica que garantice una nueva saga taquillera. Más allá del vil metal se puede atisbar a un cineasta con una tremenda personalidad y una identidad propia a la hora de narrar historias nada convencionales, pero que nos adentran en la zozobra tecnológica, los retos que debe encarar la ciencia en este nuevo milenio y, en última instancia, el destino de la humanidad.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s