Han Solo: una historia de Star Wars

Solo: A Star Wars StorySe puede aspirar a triunfar en taquilla y acabar decepcionando a los espectadores. Esta es la más valiosa enseñanza que se puede extraer de la ramplona Solo: A Star Wars Story. Primera —y muy poco satisfactoria— apuesta revisionista de los icónicos personajes de la saga galáctica que la factoría comandada por Kathleen Kennedy (se acaba de confirmar que James Mangold escribirá y dirigirá otra sobre Boba Fett) ideó para calmar las ansias de sus cinéfilos seguidores. Repleta de problemas desde su génesis, la historia de un Han Solo distinto de Harrison Ford no ha encontrado ni un guion a la altura —lástima, Lawrence Kasdan— ni un director capaz de insuflar alma y coherencia a una historia que ni es entretenida ni aporta ningún elemento novedoso al universo Star Wars. Pero vayamos por partes. El mayor handicap al que debe enfrentarse el filme es la innegable falta de carisma de Alden Ehrenreich, su actor principal. Incapaz de robar ni un solo plano a sus compañeros de casting (Chewbacca incluido), llegando en ocasiones —puede que nunca sepamos si en el montaje final se conservó algo de lo rodado por Phil Lord y Chris Miller— a bordear lo paródico. Con un escollo de tal calibre hay que reconocer algunos méritos, que los tiene, a la película. La secuencia del tren, puro western, está muy bien rodada y por momentos uno llega a obviar esa molesta sensación de pastiche ventajista que empapa toda la película y va del arranque a lo Blade Runner de saldo pasando por la parte bélica de Wonder Woman, Mad Max 3 (tribu perdida incluida), Indiana Jones (Kasdan copia a Kasdan) y El golpe (el mayor quiero y no puedo del filme). Ninguno de los actores es capaz de salvarse del naufragio colectivo. Thandie Newton (Val) lo logra a base de carisma y menor presencia en pantalla. Claro ejemplo de lo que significa poder definir un personaje sin apenas líneas de texto, pero repleto de empaque ante las cámaras. Los Kasdan (padre e hijo) malgastan una tras otra todas las oportunidades de preservar el legado de Harrison Ford a base de concatenar planteamientos de trazo muy grueso para el público fiel a la saga. La presentación de personajes y sus relaciones es tosca y plana. ¿Cómo se puede desaprovechar la oportunidad de convertir en épica la relación entre Han, Chewie y el Halcón? Vean esta película, Ron Howard lo hace. Además, resulta cuanto menos curioso que en el guion se apele a la memoria colectiva de los amantes de la trilogía original para salvar el desaguisado. Sin sentido, sin orden ni concierto. Con esa molesta sensación de que cuando no se sabe cómo avanzar en la trama basta con colocar unos cuantos guiños a la trilogía original (sobre todo a los episodios 5 y 6) y pa’lante. Muchos espectadores al término de nuestra proyección se mostraron muy molestos por este «ultraje».

Oportunidad perdida para Ron Howard, en un trabajo alimenticio al que uno (quizá) no puede negarse en esta etapa de su carrera y, sobre todo, para Disney y Lucasfilm, que deberían replantearse la necesidad de explotar unas tramas lo suficientemente trilladas en la literatura oficial y oficiosa del universo Star Wars como para reescribirlas de forma tan torpe. Hace años, horrorizado ante la visión de Van Helsing, de Stephen Sommers; quien esto escribe pensó en la catástrofe que supondría para las generaciones venideras que en un futuro no quedara ningún otro rastro de la literatura de Bram Stoker y Mary Shelley que ese engendro cinematográfico. Ante los créditos finales de Solo uno no puede por menos que recordar aquello y lanzarse en picado a recuperar al Harrison Ford de la trilogía galáctica original. Ya me estoy imaginando a Han, antes de acabar congelado en carbonita, asintiendo con un lacónico: «Lo sé».

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.