The Miseducation of Cameron Post

The Miseducation of Cameron Post

The Miseducation of Cameron PostVampírico coming of age ambientado a principios de los 90, The Miseducation of Cameron Post es el segundo largometraje de la cineasta neoyorquina de origen iraní Desiree Akhavan y supone su consagración como una de las voces más autorizadas de la llamada ‘Generación Y’ —los millennials— a la hora de abordar la diversidad sexual y la tolerancia. Akhavan y su colaboradora habitual Cecilia Frugiuele sitúan la historia en el año 1993, en plena eclosión grunge justo cuando se produce el despertar (homo)sexual de la joven que da título al film, interpretada de forma muy solvente por Chloë Grace Moretz. Estructurada a partir de diversos flashbacks y secuencias oníricas, la narración fluye de manera natural gracias a la pericia tras la cámara de Akhavan, quien demuestra grandes dotes como cineasta y una tremenda sensibilidad a la hora de aportar detalles a una historia nada fácil de contar. Basada en la aclamada novela homónima de  Emily M. Danforth, la película elige su propio camino a la hora de recrear las páginas del libro. La compleja galería de personajes que la joven Post se encuentra en el campamento juvenil donde será ‘reeducada’ está bastante bien resuelta en pantalla y la pareja de guionistas no escatima a la hora de acentuar todas las evidentes contradicciones del discurso ultracatólico con el que se pretende devolver al buen camino a este puñado de adolescentes descarriados. Por dicho camino descubriremos cuán traumáticos pueden llegar a ser los maltratos psicológicos o que una mano en el hombro es un gesto más humano que pisotear (literalmente) a alguien.

Marcada por una frase que se pronuncia al inicio del filme: «Los adultos nos vemos obligados a enmendar los errores que cometimos como adolescentes», la cinta se empeña en demostrar justo lo contrario: la importancia de equivocarse en la vida, máxime cuando esos supuestos errores tan solo responden a convencionalismos anticuados y harto retrógrados. Utilizando elementos de la cultura pop, la película consigue aprovechar ese aire de nostalgia que agradará a los espectadores adultos, pero sin perder en ningún momento el gancho hacia los más jóvenes. A ello contribuyen la pareja coprotagonista que forman Sasha Lane (Jane) y Forrest Goodluck (Adam). Por un lado, una joven con una discapacidad física criada en una comuna; y, por otro; un indio Lakota bisexual. El magnetismo del trío que forman con Cameron, unido a la fuerza de los testimonios de otros internos aporta la necesaria dosis de dramatismo a un filme nada complaciente y en el que la lustrosa fotografía de Ashley Connor contrasta con ese aire de cuento de terror gótico que subyace dentro de la institución que dirige la doctora Lydia Marsh (Jennifer Ehle), más empeñada en vampirizar las existencias de sus atribulados huéspedes que en predicar valores ‘cristianos’. El único pero que se le puede poner al filme es ese final abierto, que resulta serlo en exceso.

La película se proyectó a primera hora en la sesión matinal del teatro Calderón durante la tercera jornada de la 63ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci). Breves aplausos, sobre todo del público adolescente presente en la proyección. Antes del paso del largometraje se proyectó Mr. Deer, corto de animación iraní de Mojtaba Mousavi. Una violenta reflexión sobre las desigualdades y los males endémicos de una sociedad en la que los animales reemplazan a las personas. Aunque quizá ocurra al revés en el mundo real.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.