De amor y monstruos

Love and Monsters
Love and Monsters
★★★☆☆

Futuro postapocalíptico, Dylan O’Brien y un perro adorable. Eso es lo que necesitas saber sobre la película De amor y monstruos, el último bombazo de Netflix para toda la familia. Y es que tiene todos los ingredientes para gustar: el ‘héroe’ tierno pero torpe, la niña listilla, el mentor experto en supervivencia, el romance… La historia comienza siete años después de que unos bichejos mutantes dominen el mundo. Joel (interpretado por Dylan O’Brien) vive en un búnker junto a otros supervivientes y nunca sale a la superficie. El chico es adorable, divertido y, en principio, poco apto para convertirse en héroe, pero, aun así, decide embarcarse en toda una aventura para ir a buscar a Aimee (Jessica Henwick), la chica de la que está enamorado (y que conoce de su vida ‘anterior’).

Vale, sí, puede que algunas de estas cosas suenen a clichés, pero la combinación de ellos, más la frescura y el carisma de Dylan O’Brien, la compañía del perro, Boy (cuyo nombre original es Hero), y la aportación de personajes como Minnow (Ariana Greenblatt) y Clyde (Michael Rooker), logran una película de aventuras divertida y muy entretenida. Uno de los elementos centrales de la cinta, dirigida por Michael Matthews, son los monstruos, bichos como caracoles o abejas que han mutado hasta cuadruplicar su tamaño y conquistar el planeta. En este sentido, De amor y monstruos consiguió una nominación a los Óscar de este año a los mejores efectos visuales. Pero, por horrible que suene eso de ‘insectos gigantes’, los monstruos no están puestos en la película para dar miedo y convertirla en una de terror. Son el reto que Joel tiene que superar en su ‘viaje del héroe’, un elemento más de la aventura.

Al hilo de los monstruos, y como curiosidad, el chaval se dedica a dibujar en un cuaderno cada bicho que encuentra y los trucos para acabar con ellos, una especie de bestiario postapocalíptico. Si has leído la saga Guardianes de la Ciudadela (¡recomendadísima!), de Laura Gallego, el detalle te gustará, porque su protagonista, Axlin, hacía prácticamente lo mismo. Te confieso una cosa: para mí, las mejores escenas son las que comparten Joel y el perro y Joel con Minnow y Clyde. Monas, entrañables y divertidas. Porque De amor y monstruos es para disfrutar sin muchas pretensiones y dejarte llevar.

Aunque no hay nada confirmado y, en principio, la historia concluye en esta película, el final de la misma pide una continuación. Difícil será que Netflix no se suba al carro y aproveche el éxito cosechado.

Puntuación: 3 de 5.

Publicado por Cintia Fernández Ruiz

Leo, escribo, corrijo. Y vuelta a empezar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: