BlacKkKlansman

Infiltrado en el KKKlan

Pese a no haber abandonado nunca la militancia con que logró posicionarse como un referente a finales de los 80, Spike Lee necesitaba una película como Infiltrado en el KKKlan para recuperar su estatus. [Leer +]

63 Seminci

Cine de autor con marchamo ibérico

España y Portugal estrechan vínculos en la provincia vallisoletana gracias al séptimo arte 524 años después de dividirse el Nuevo Mundo en virtud del Tratado de Tordesillas. La Sección Oficial de la 63ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) que se celebrará entre los días 20 y 27 de octubre la integra una veintena de largometrajes. Cintas que serán valoradas por un jurado internacional presidido, no por casualidad, por el cineasta portugués Miguel Gomes (Tabú). [Leer +]

Sorry to Bother You

Sorry to Bother You

Impactante como un puñetazo en pleno rostro, Sorry to Bother You continúa la senda reivindicativa que se inició en 2016 con la revisionista The Birth of a Nation y que un año después explotó a la perfección la aterradora Get Out. No en vano, Boots Riley, guionista y director de la cinta que ahora nos ocupa, otorga dos de los papeles con mayor peso del filme a actores que aparecen en sendas películas: Keith Stanfield y Armie Hammer.

Leave no trace

Leave No Trace

La fotografía de la gran depresión provocada por la caída de Lehman Brothers y la subsiguiente crisis hipotecaria global es el retrato de los invisibles. Millones de familias forzadas a abandonar sus casas y subsistir en precario en caravanas, infraviviendas o al raso. Si a este conocido drama social le sumamos el de los veteranos de guerra estadounidenses, nos encontramos con un relato durísimo e inaudito.

Mandy

Mandy

Lisérgico y endemoniado cómic de carne y hueso, Mandy es el segundo largometraje de Panos Cosmatos, hijísimo de uno de los realizadores de culto de los 80: George Pan Cosmatos (Rambo, Cobra). Muy al estilo de aquella serie B de furiosa venganza de finales del siglo pasado, Mandy supone además la ‘resurrección’ fílmica del incansable Nicolas Cage.