Foxtrot

Las primeras sospechas llegaron con los pomposos movimientos de cámara durante el lacrimógeno primer acto. Éstas se fueron confirmando en el segundo, cuando el giro estilístico trataba de envolver, cual celofán, una buena idea que daba para un cortometraje, pero se estiraba, ahora cual chicle gastado, más allá de lo razonable. Foxtrot, el excesivo largometrajeSigue leyendo «Foxtrot»