Personal e intransferible

El reencuentro con un viejo amigo siempre se siente único, pero pocas veces lo fue tanto como durante el transcurso del concierto de Quique González en Valladolid, presentando ‘Sur en el valle’.

El Robe que no cesa

Pasan los años y seguimos sin saber qué es lo que tiene el de Plasencia, pero ahí estamos casi 4.000 almas atrapadas por el fulgor de cuanto brota del escenario.

Nuestra vida en 120 minutos

Quizá, ironías del destino, Quique González tan solo necesitara un vuelco vital para, como él mismo canta, vivir como le dé la gana. Y comprobando su cara de satisfacción tras dos horas de concierto debemos conceder que si no lo está consiguiendo del todo, está muy cerca de ello. [Leer +]