El norte no olvida

Por una vez debemos empezar una crónica por el principio, ya que, esta vez, son principios obligados. «Quiero dar las gracias a Fabián, por ser el único que no dejó que me marchase». Con esta contundente declaración arrancaban los acordes de Mi propia despedida, la última de las canciones que Alfredo González interpretó antes de que Fabián y La banda del norte pusieran patas arriba el escenario del Espacio Vías, de León. [Leer +]

Cómplices de Mahou: Zahara + IZAL

La nave y los antiguos cocherones de la vetusta estación de FEVE, la línea del tren de vía estrecha que dormita en el corazón de León, se convierten por una noche —la del pasado 25 de noviembre— en un escenario de ensueño. En su interior habita un cielo refulgente de bombillas, banderolas y guirnaldas, mesas, […]