El Robe que no cesa

Pasan los años y seguimos sin saber qué es lo que tiene el de Plasencia, pero ahí estamos casi 4.000 almas atrapadas por el fulgor de cuanto brota del escenario.