Mi amigo Prince

A mediados de los años 80 sólo había una cadena pública en la televisión española. Una, con dos canales. Una programación que comenzaba a desperezarse y de cuyos contenidos se iba despegando la rancia pelusilla franquista. A la generación de los años 70 la cultura nos llegaba en fugaces píldoras dosificadas a lo largo deSigue leyendo «Mi amigo Prince»