Érase una vez en Hollywood

Recordemos todo aquello que disfrutamos en nuestra juventud, porque ya no volverá. Esta lapidaria sentencia nos ha acompañado por diversos motivos a lo largo de este verano y se me antoja muy pertinente en el caso de la última (hasta la fecha) película de Quentin Tarantino, Once Upon a Time… in Hollywood. [Leer +]

La corresponsal (A Private War)

En temporada de premios, cada año resulta más complicado defender la política de la Academia de Hollywood a la hora de designar las distintas candidaturas que optan a la dorada estatuilla. El mejor ejemplo de esta preocupante tendencia que quien esto escribe ha podido constatar en muchos años es el incomprensible ninguneo al colosal trabajo que la británica Rosamund Pike realiza metiéndose en la piel de la reportera de guerra Marie Colvin, en A Private War. [Leer +]

Los odiosos ocho (The Hateful Eight)

Tediosa y fallida. Así es Los odiosos ocho; la octava película como realizador de Quentin Tarantino y la segunda con apariencia de western. Sólo en su aspecto, ya que tras la ampulosa fachada —con estreno navideño en formato 70 mm. e intermedio, a la antigua usanza— nos encontramos con una farsa teatral más cercana alSigue leyendo “Los odiosos ocho (The Hateful Eight)”

Django desencadenado

Pocos directores han sido capaces de infundir a sus películas su propia personalidad con la desmesura que desde sus inicios lo ha hecho Quentin Tarantino. El único filme que sortea esta máxima es Jackie Brown, quizá porque parte de una idea ajena -la novela Rum Punch, de Elmore Leonard-, cinta que supuso su homenaje al género blaxploitation de principiosSigue leyendo “Django desencadenado”