La La Land

¿Quién no se ha pirado alguna vez una clase? Más aun, ¿quién no lo ha hecho para ver su película favorita? Mi yo veinteañero decidió no ir una mañana a la universidad para ver West Side Story en la biblioteca municipal. Fue la única manera de satisfacer el antojo que me reconcomía por dentro desde hacía semanas. DíasSigue leyendo “La La Land”