Lazzaro feliz

La alegórica primera hora de Lazzaro feliz se convierte casi por arte de magia en una película decididamente poética que se resiste a abandonarnos tras el fundido a negro de los créditos finales. Es en la devastadora crudeza de ese realismo mágico donde la cinta de Alice Rohrwacher muestra su verdadera naturaleza. [Leer +]

Dos días, una noche (Deux jours, une nuit)

El cine social, combativo, de denuncia, es también el retrato de la dignidad. Simbolizada ésta en una frágil y malherida Marion Cotillard (Sandra), omnipresente heroína protagonista de la última película de los hermanos Dardenne: Deux jours, une nuit (Dos días, una noche). Una cinta con la que se abre la Sección Oficial a concurso de laSigue leyendo “Dos días, una noche (Deux jours, une nuit)”